Metabolismo lento, ¿culpable de que no baje de peso?

Cuando uno busca adelgazar, por lo general empieza a ser bombardeado por mitos y verdades, que buscan ayudarnos a entender porque subimos de peso y cómo podemos perderlo, uno de estos temas es el metabolismo lento.

Siendo este un espacio que busca promover la salud de la mente y el cuerpo, es importante aclarar aspectos esenciales sobre el metabolismo, ya que existe la premisa de que el metabolismo lento, es el responsable del sobrepeso.

Vamos por partes: ¡todos los cuerpos realizan metabolismo!

El metabolismo, es el proceso a través del cual nuestro organismo se encarga de convertir en energía los alimentos que ingerimos a lo largo del día. Es decir, cuando logra procesar todos los nutrientes consumidos.

El metabolismo cumple dos objetivos primordiales:

  • Contribuye a la fabricación de tejidos corporales y la creación de reservas de energía, y

 

  • Generar y consumir el combustible necesario para llevar a cabo todas las funciones corporales.

 

Gracias al metabolismo es que podemos obtener energía para hacer actividades tan esenciales como respirar, pensar, hablar y aquellas que exijan un esfuerzo físico como correr, nadar, boxear y mucho más.

Entonces, ¿qué es el metabolismo lento?   

Decir que el metabolismo de una persona es lento o rápido, no puede resumirse al hecho de si está o no adelgazando, porque sería sólo ver una parte del panorama.

Los expertos en alimentación, concuerdan que factores como la predisposición genética, la falta de actividad física, tener hábitos poco saludables, como dormir poco o comer más de lo que necesitamos, pueden contribuir al sobrepeso.

Además, no podemos olvidar que el sexo, la edad, cambios hormonales, así como el tamaño corporal y composición, son factores que también determinan la forma en como el metabolismo actúa en cada persona.

Como tal no existe la “condición” de metabolismo lento o rápido, entendiendo por “condición” de que esto fuera un padecimiento de salud, porque realmente son muy pocos los casos verificados en esta situación.

 

Más bien lo que tenemos son hábitos (saludables y otros no tanto), una carga genética y complexión, que determina el ritmo de nuestro metabolismo (que siempre será distinto en cada persona), y la forma en cómo y cuánto adelgazamos.

Si aún tienes dudas sobre cómo se está comportando tu metabolismo, te recomendamos visitar a un especialista y puedas despejar cualquier tipo de inquietud que tengas. 

Agrega tu comentario