Errores comunes después de hacer ejercicio

Si eres de las personas que ya le agarró cariño al ejercicio y al sudor, seguro pones toda tu atención en hacer muy bien tu rutina. Pero, existen algunos errores que expertos y principiantes cometen después del ejercicio.

Al hacer ejercicio, es muy importante estar atentos al antes, durante y después de una rutina, porque así evitamos lesiones y problemas a largo plazo. Por eso, te enlistamos los errores comunes que los deportistas hacen después de entrenar.

No estirar después del ejercicio

Debido al cansancio que una rutina de ejercicios puede generar, al terminarla algunos deportistas optan por recostarse y no mover ningún músculo.

Esto es un error, es importante que los músculos se estiren y se sigan manteniendo en movimiento, de manera lenta.

Detener por completo y abruptamente el movimiento solo podría generar lesiones en músculos y tendones.

Cambiarse la ropa de entrenamiento

Sabemos que es gratificante sentir como el sudor escurre por nuestro rostro y empapa la ropa, pero una vez que termines de ejercitarte es importante cambiarla.

Ya sea que tomes una ducha o no después de entrenar, no es recomendable que sigas usando la ropa con la que hiciste ejercicio. El sudor provocará que enfríes tu cuerpo repentinamente.

A la larga, estos cambios de temperatura inesperados, podrían enfermarte. Así que ya sabes, cámbiate todo, incluido el calzado.

Dejar de comer después de hacer ejercicio

Este es uno de los errores que más comenten los deportistas. Existen extremos, los que no comen y no beben nada después de entrenar.

Por otro lado, tenemos a los que se llenan de bebidas energizantes y comidas muy pesadas. Ambos extremos no son los ideales, si buscamos un cambio en nuestro estilo de vida.

Lo recomendable es mantenerse siempre hidratado durante el ejercicio y después de el. Puedes tomar agua o alguna bebida rica en electrolitos. Así evitas la deshidratación.

Por otro lado, lo que respecta a la comida, sugerimos que comas frutas, yogurt o algún cereal, para que el cuerpo recuperé energía y se mantenga saciado.

Si haz cometido alguno de estos tres errores, no te preocupes. Estás a tiempo para solucionarlos y seguir disfrutando de tu entrenamiento.

Agrega tu comentario