¿Qué efectos tiene el ejercicio en nuestro cerebro?

Está comprobado que al hacer ejercicio de manera constante y dedicada, trae grandes beneficios físicos, pero el cuerpo y los músculos no son los únicos que cambian, también el cerebro se transforma con el ejercicio.

El cerebro es uno de los órganos del cuerpo que aún tiene misterios por revelar, y la relación que tiene con el ejercicio es uno de ellos. De hecho desde la década de los 90’s, varios especialistas se han dedicado a entender mejor esta relación.

¿Por qué es importante saber esto?

Te contamos esto, porque creemos que es importante que sepas que el ejercicio no sólo es una actividad física, sino también cognitiva, que ayuda a mantener y prolongar la salud mental con el paso del tiempo.

El envejecimiento es parte del ciclo natural de la vida, sin embargo, no es lo mismo llegar a la edad de 60 años o más con buena salud física y con funciones cognitivas en excelentes condiciones.

¿Cuál es el hallazgo más importante?

De acuerdo a experimentos y estudios realizados tanto en animales, como en grupos humanos se llegó a la conclusión de que al realizar ejercicio aeróbico, como correr, aumentaba la producción de la proteína llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF).  

La BDNF, se produce en todo el cuerpo y el cerebro, y para el caso de este segundo, aumenta el tamaño y conectividad entre las neuronas, así como las diferentes áreas del cerebro, incluido el hipocampo.

Pero no sólo eso, también se documentaron casos en los que no sólo mejoró la conectividad entre las neuronas, sino que se hicieron nuevas conexiones, es decir, nacieron nuevas neuronas.

Esto es importantísimo, porque antes se creía que, una vez que el cerebro llegaba a su etapa adulta, se detenía la formación de nuevas neuronas.

 

La lista de beneficios sigue creciendo…

Otros de los beneficios que podemos enlistar son los siguientes:

  1. Beneficia al hipocampo del cerebro y sus funciones cognitivas, como sensoriales.
  2. Expande la corteza prefrontal y aumenta las funciones cognitivas ejecutivas más agudas.
  3. Produce una menor degeneración neuronal, disminuyendo los efectos de enfermedades como el Alzheimer.
  4. Libera dopamina, serotonina y noradrenalina, que ayudan a relajar y disminuir síntomas como la depresión, estrés y ansiedad.

Ahora ya sabes que cuando haces ejercicio, no sólo mejoras tu salud física, también cognitiva y emocional.

Agrega tu comentario