¿Cómo le hago para adelgazar? Pero… saludablemente

Adelgazar es un objetivo que algunos creen que jamás van a poder cumplir. ¿Pero por qué? Los testimonios ahí están presentes, hay personas que han probado de todo para lograr bajar tallas, pero no lo consiguen.

Así que nos dimos a la tarea de esclarecer esto y poner sobre la mesa las tres importantes recomendaciones que valen la pena seguir, para poder adelgazar de manera saludable, porque esto no es cuestión de vanidad, sino de salud.

Adelgazar, no se sinónimo de privarte de comer.

 

Para poder quemar la grasa que el cuerpo pudo haber acumulado de más, lo mejor es seguir el camino largo, pero constante. En lugar del fácil y corto, pero con rebote.

¿Por qué no veo que mi cuerpo adelgace?

Tal vez te incomode un poco lo que diremos, pero la principal razón por la que la gente no logra adelgazar es porque NO ESTÁ DISPUESTA A CAMBIAR SUS HÁBITOS, O LOS CAMBIA, PERO LOS ABANDONA.

Si lo que buscas es deshacerte de esa grasa acumulada, para sentirte y verte más saludable, no puedes esperar que sólo comiendo lechuga y no haciendo nada de ejercicio físico lo consigas.

Además de esto, los seres humanos por lo general somos impacientes (no todos), pero al no percibir cambios rápidos y a simple vista, optamos por abandonar todo plan y volver al sedentarismo y la comida azucarada.

Entonces… ¿todo está perdido? ¿No hay nada qué hacer?

 Una vez que sabes cuáles son los villanos de esta historia que debes enfrentar, para alcanzar la victoria, entonces estás lista o listo para las tres recomendaciones que te vamos a dar para poder adelgazar saludablemente:

  1. Empieza a cambiar hábitos de a poco y… ¡paciencia!

Mostrar entusiasmo por cambiar es excelente, pero no quieras hacerlo todo a la vez, porque puede producir el efecto contrario, te aburrirás o sentirás abrumado(a) y vas a abandonar.

Crea primero planes a corto plazo, ve introduciendo cambios de a poco en tu alimentación y ejercicio, porque si cambias todo radicalmente, eso también te puede traer problemas de salud.

Se consciente de que, los cambios no se verán de la noche a la mañana, ten en mente que cada cuerpo y metabolismo es diferente. Aquí el secreto está en ser constante.

  1. Vas a comer más, pero será rico y saludable

Cuando uno cambia la dieta alimenticia, buscando perder grasa y volumen, no quiere decir que debamos dejar de comer. Todo lo contrario, debemos comer más, pero saludablemente.

Para perder grasa es necesario consumir menos grasas, para así activar las reservas en exceso que tiene el cuerpo, logrando que éste se vaya consumiendo al usarlo para hacer ejercicio o actividad física.

Por otro lado, es fundamental que consumas más verduras, frutas y granos, y disminuyas lo más que puedas la comida chatarra o demasiado procesada.

Si es necesario acude con un nutriólogo, que pueda armar contigo un plan de alimentación estructurado en tus necesidades y con el que lograrás perder grasa, sin quedarte con hambre.

Importante. No tomes el camino fácil; saltarse comidas, dejar de comer o tomar remedios o suplementos que supuestamente ayudan a bajar de peso, no son saludables y sólo te ocasionarán problemas de salud.

 

  1. ¡EJERCICIO! Sí, necesitas hacer ejercicio, no hay de otra

Cuando tenemos exceso de grasa en los músculos, no podemos esperar que sólo el cambio en la alimentación haga todo el trabajo, también se debe hacer ejercicio.

Para aquellos que nos les gusta el ejercicio, nuestra recomendación es que primero aumenten la actividad física diaria, esta consiste en caminar más, moverte en bicicleta o subir y bajar más escaleras.

Empieza a caminar o andar en bicicleta 15 minutos al día. Luego aumenta el tiempo gradualmente, hasta por lo menos llegar a 45 min.

 

Esto es una forma de reprogramar al cuerpo y a tu cerebro para que entiendan que es bueno moverse y poco a poco, te irán pidiendo cada vez más la actividad física.

Tanto al cerebro, como el cuerpo les gusta estar en movimiento, porque eso genera y libera hormonas como la dopamina, serotonina y noradrenalina, que mantienen relajado y feliz al organismo.

Si eres de los que sí quiere ejercitarse, te sugerimos realizar rutinas de ejercicio enfocadas al cardio, las cuales mantienen el principio de que, a través de repeticiones cortas, constantes y en aumento aceleran la quema de grasa.

Tip. Mezclando ejercicios cardio (usando tu propio peso) y running, aumentas la quema de grasa y consumo de calorías.

Ahora que leíste nuestras recomendaciones, no lo pienses mucho, empieza ¡hoy! tu plan de acción con el que seguro podrás adelgazar.

 

Agrega tu comentario